Grandes diferencias entre los aceites de pescado
¡información importante!

El aceite de salmón cómo suplemento alimenticio es un tema de investigación popular hoy en día, ya que hemos empezado a entender los efectos que tiene este aceite sobre nuestra salud. Casi siempre relacionamos el aceite de salmón con algo saludable. Sin embargo, se han realizado investigaciones, en las que se han comparado distintos productos de aceite de salmón, y las diferencias en calidad entre los aceites son alarmantemente grandes. En los peores de los casos, los aceites de salmón, es decir, los suplementos de ácidos grasos que damos a nuestras mascotas, pueden ser directamente peligrosos para la salud del animal. Si vamos a creer los resultados de las investigaciones, son razones suficientes para seguir leyendo.

¿Por qué damos aceite de pescado a nuestras mascotas?
Los que dan suplementos de aceite de pescado en la comida a nuestras mascotas, lo hacen sobre todo para mantener una buena salud del animal. También puede ser como un tratamiento alternativo de la mayoría de problemas dermatológicos o como tratamiento adicional de alergias, además de otros estados enfermizos crónicos, como por ejemplo Leishmaniosis en los perros o leucemia (FeLV) en los gatos, para poder crear un sistema inmune óptimo.

¿Qué es el aceite?
El aceite se construye de glicerina y ácidos grasos. Los ácidos grasos pueden ser esenciales (necesarios para vivir) o no esenciales. Los ácidos grasos esenciales se llaman popularmente Omega-3, pero también Omega-6, Omega-7 y Omega-9. Los componentes biológicos activos en Omega-3 son EPA, DHA, DPA y AA.

Los aceites de pescado que se han investigado los puedes ver en el diagrama más abajo. ¡Todos los aceites de pescado probados tenían un nivel alto de ácidos grasos esenciales!

¡La gran diferencia!
La investigación mostró que la gran, y bastante alarmante, diferencia estaba en el grado de oxidación de los ácidos grasos, que normalmente de forma popular llamamos grado de rancidez. Durante los últimos años hemos empezado a entender la importancia de que los aceites, que nosotros y nuestras mascotas consumamos como suplemento, deben de ser de gran calidad. Si los aceites son viejos y rancios, pierden las propiedades de fomentar la buena salud y pueden incluso llegar a ser dañinos y peligrosos para el cuerpo. Todos los aceites se ponen rancios con el contacto con el oxigeno, es decir, el aire. El peligro de esto, es que de los aceites rancios se liberan radicales libres. Cuando comemos aceites rancios, también comemos radicales libres y estos pueden reaccionar con la cadena de proteínas (ADN/ARN) del cuerpo, lo que puede provocar enfermedades como el cáncer.

Para medir el “grado de rancidez” de los aceites se utiliza lo que se en el lenguaje de la ciencia se llama TOTOX, que significa la cantidad total de toxina que hay en el aceite. El grado TOTOX nos informa sobre la calidad del producto. El grado TOTOX se calcula mediante una formula matemática bastante simple basándose en analíticas de laboratorios.

En los Estados Unidos han determinado que un aceite destinado al uso humano puede llevar un valor máximo TOTOX de 26 meq/kg. En Canadá el valor máximo asciende a 19,5 meq/kg y en Europa a 20 meq/kg. Estas limitaciones máximas están establecidas para aceites destinados a humanos. En el caso de aceites producidos para animales aún no se ha fijado ningún valor máximo, lo que según mi entender es totalmente incomprensible e inexplicable. ¡Pero vendrá!

Diagrama

En el diagrama podemos ver, que de los aceites probados, solamente hay tres que cumplen la exigencia mínima para aceites buenos para la salud, mejor está Salmopet con cantidades de 6,3 meq/kg, Norsk Polarol con cantidades de 10,5 y el finlandés Omega Balance con 18,1 meq/kg. El Norska Polarol es un aceite producido para humanos, y no se puede recomendar para animales, teniendo en cuenta su alto contenido en vitaminas.

Nuestros animales, y quizá nosotros mismos, estamos, en el peor de los casos, comiendo aceites de baja calidad, ¡que nos puede hacer enfermos! Algo de que pensar, quizás. ¡Todo lo bueno no es tan bueno!


Susanne Kamu
Clinica Veterinaria Pet Vet Kamu
C/. Maestra Aspiazu, Puebla Lucia, ES-29640 Fuengirola (Málaga) España
Tel: (+34) 952 667 333, contact@petvetkamu.com
www.petvetkamu.com

Mapa del Sitio 
Copyright © 2006 - 2017 Clinica Veterinaria Pet Vet Kamu, todos los derechos reservados. Declaración de Privacidad