Nuevo tratamiento para la artritis ayuda a la
recuperación de perros doloridos.

Perro

Nuevos medicamentos reducen la inflamación y el dolor y tratan la causa subyacente; el cartílago dañado.

Cuando su perro comienza a moverse más despacio, o muestra síntomas de dolor cuando está en pie, salta o camina, se puede asumir que se trata de alguna inflamación de la articulación (artritis). Uno de cada cinco perros de raza grande sufre de ello.

Un cartílago sano ofrece a los huesos de las articulaciones una superficie fluida por la que poder deslizarse. Si el cartílago se daña por cualquier motivo, termina inflamándose. Esto hará que comience un ciclo de daño al cartílago y al tejido que envuelve a dicha articulación

Muchos factores aumentan el factor de riesgo en un perro. Desórdenes genéticos, inestabilidad de articulaciones debidas a lesiones en el ligamento de la rodilla, cadera – o displasia del codo y desgaste debido al ejercicio excesivo. El sobrepeso pone presión en las articulaciones e incrementa el riesgo de artritis.

Hace tan sólo unos años, los veterinarios trataban principalmente el dolor causado por artritis mediante medicamentos antiinflamatorios y calmantes de dolor, reducción de peso, ejercicio controlado y finalmente mediante cirugía.

Ahora nos adentramos en un nuevo y diferente enfoque - los veterinarios disponen hoy día de una mayor gama de medicamentos disponibles para el tratamiento de la artritis. La verdadera noticia son los productos aplicados mediante inyección de glicosaminoglicanos polisulfados que reducen la inflamación dolorosa, inhiben las enzimas que degradan el cartílago al mismo tiempo que restablece el fluido degradado (el fluido lubricante alrededor de la articulación, cartílago) y estimulan la producción del componente matriz del cartílago para la reparación del cartílago dañado. Los veterinarios la inyectan cuatro veces en un período de unos cinco días. Según los veterinarios y propietarios de perros, el 75% por ciento de los pacientes muestra una reacción positiva al tratamiento, y el 60% de ellos lo hace después de la primera sesión. A veces la recuperación es constante, pero se suele necesitar una nueva inyección pasados 6 meses.

Según estudios realizados (Universidad de Guelp, Ontario, Canadá) al comparar tratamientos quirúrgicos y médicos para problemas ortopédicos en codos de perro, el tratamiento médico provocaba una vuelta más rápida que el tratamiento quirúrgico a la capacidad normal de soportar peso. Tras nueve meses de revisión, no se detectaban diferencias entre los perros tratados de forma quirúrgica y los tratados médicamente.

Como cirujano veterinario, me satisface mucho la aparición de estas nuevas opciones. No sólo nos ofrecen una posibilidad de comenzar el tratamiento médico en una fase temprana de la artritis en perros jóvenes, cuando aparecen las primeras señales de artritis, sino también una buena alternativa a la hora de tratar a un perro de más edad que padezca un dolor crónico.


Susanne Kamu
Clinica Veterinaria Pet Vet Kamu
C/. Maestra Aspiazu, Puebla Lucia, ES-29640 Fuengirola (Málaga) España.
Tel: (+34) 952 667 333, contact@petvetkamu.com
www.petvetkamu.com

Mapa del Sitio 
Copyright © 2006 - 2017 Clinica Veterinaria Pet Vet Kamu, todos los derechos reservados. Declaración de Privacidad